imagen escuela de padres

Evaluación 360°

El verdadero objetivo de las evaluaciones de 360º es el desarrollo de las personas. Los principales usos que se da a esta evaluación son las siguientes:

  • Medir el Desempeño del personal.
  • Medir las Competencias.
  • Diseñar Programas de Desarrollo.

El propósito de aplicar la evaluación de 360 grados es darle al empleado la retroalimentación necesaria para tomar las medidas necesarias para mejorar sus competencias y por tanto el  desempeño.

Cuando se realiza una evaluación de 360 grados los objetivos que se alcanzan son:

1. Conocer el desempeño de cada uno de los evaluados de acuerdo a diferentes competencias requeridas por la organización y el puesto en particular.

2. Detectar áreas de oportunidad del individuo, del equipo y/o de la organización.

3. Llevar a cabo acciones precisas para mejorar el desempeño del personal y, por lo tanto, de la organización.

El proceso no concluye cuando se presentan los resultados, ni después de su lectura y análisis. La persona debe incorporar, comprender el alcance y aceptar los resultados de la evaluación recibida. Luego, reflexionar para posteriormente encarar acciones concretas para mejorar aquello que así lo requiera. Para la organización y para el individuo no presupone ningún logro si no se acompaña de un plan de acción concreto para desarrollar las competencias.